Siguiente parada: mundo digital

¿Te ha pillado con la guardia baja la transformación digital? Conoce el nuevo ecosistema y emprende con nosotros tu viaje hacia el mundo digital.
Siguiente parada: mundo digital

Siguiente parada: mundo digital

La transformación digital va mucho más allá de crear tres perfiles en redes sociales, colgar cuatro fotos y repartir cinco ‘me gusta’. Es un proceso que reconstruye la manera en la que tu empresa funciona y la adapta a las necesidades tanto del presente como las del futuro.

Según la consultora IDC, el 60% de las empresas españolas se encuentran inmersas en este proceso de transformación digital. Un dato más interesante: calculan que, en 2021, el 50% de los ingresos provendrán de la transformación de modelos de negocios digitales basados en economías de plataforma y monetización de datos.

CA Technologies hablaba, ya en 2016, de que las empresas españolas que utilizan tecnologías y prácticas adaptadas al ecosistema digital incrementan sus ingresos en un 39%. Además, el 78% de las empresas mejoraron de manera notable en cuanto a las experiencias que le ofrecen a sus clientes.

La transformación digital nos abre la puerta a un mundo en el que se generan nuevas oportunidades a partir de las técnicas y herramientas que adoptamos. De esta forma, vemos como la experiencia de consumo del cliente adquiere un valor prioritario ante la saturación del mercado.

La clave de la transformación digital es que hay que entenderla como un proceso en lugar de como un objetivo. Se trata, en sí misma, de un viaje que emprende la marca. Implica abandonar la zona de confort y mantener siempre la mente abierta ante nuevas herramientas y técnicas que pudieran ir apareciendo por el camino.

Te ayudamos a dar el primer paso

Lo importante en estos asuntos, por supuesto, es ir al meollo de la cuestión. ¿Qué beneficios se pueden obtener del proceso de transformación digital? Presentamos algunas de las muchas virtudes que posee este nuevo ecosistema.

Es medible y moldeable

Ah, el consabido ROI. El retorno de la inversión. El mundo digital nos permite estar siempre al tanto del funcionamiento de nuestras acciones y campañas, obteniendo datos en tiempo real. En el caso de que no estemos del todo contentos con el desarrollo de las mismas, el ecosistema digital posibilita hacer cambios y moldear esta acción para obtener mejores resultados.

Requiere menor inversión

El coste de la publicidad tradicional (prensa, exterior, radio, televisión…) es bastante más alto que el del marketing digital. Cada año las cifras de inversión en este ecosistema van en aumento, no por tener un precio elevado sino por la eficacia y eficiencia de sus resultados. Además, el marketing digital es mucho más accesible para los negocios independientemente de su tamaño.

El consumidor como elemento prioritario

La experiencia de consumo otorga valor a la marca, la distingue y la posiciona en la mente de nuestro público. Pasa a ser un elemento de branding tan importante como cualquier otro. Las técnicas y herramientas digitales permiten mejorar y personalizar las experiencias que ofrece nuestra marca y acercarlas a nuestros consumidores. En este ámbito la comunicación constante con ellos, a través de canales que les resultan familiares, permite obtener feedback de calidad y de manera constante.

Mejor tratamiento de los datos

El big data y la capacidad de segmentación de los públicos son dos ventajas tremendamente útiles que nos encontramos en el ecosistema digital. La capacidad de personalizar el mensaje y seleccionar un perfil preciso de consumidor al que nos queremos dirigir otorga un valor cualitativo muy alto al mensaje que podemos transmitir mediante nuestras acciones.

¿Cómo lo hago? ¿Alguien me echa un cable?

Por supuesto, nosotros podemos ayudarte. En Good! SocialMedia te acompañamos en el proceso de transformación digital y ponemos a tu disposición los numerosos servicios que ofrecemos, con un equipo especializado en las disciplinas digitales que te ayudará a superar cualquier obstáculo que pudieras encontrar en el camino. Siguiente parada: mundo digital. ¡Vamos allá!