No es un juego, es una vida; la campaña

No es un juego, es una vida; la campaña

En Good! Agencia de Marketing afrontamos nuestra primera campaña institucional, un reto que recibimos con ilusión, pero también con prudencia. En esta ocasión, afrontábamos una campaña de concienciación cuyo objeto es disminuir el abandono y prevenir el maltrato.

El objetivo principal de la campaña estaba claro: sensibilizar y concienciar sobre el problema de abandono de animales de compañía.

Además, había que tener en cuenta que el principal público objetivo era infantil, una campaña dirigida a los centros escolares, pero también a la ciudadanía en general. Y todo, contextualizado en el entorno navideño que se acerca en el tiempo.

Con esta premisa arrancó la fábrica de ideas. Un argumentario claro que precedió a la primera lluvia de ideas, y la segunda, y a la tercera… Pero lo que teníamos claro es que el carácter multisoporte de la campaña debía tener un hilo conductor. La campaña debía tener una imagen clara, evidente, dirigida a público infantil y con diferentes formatos: spot en televisión, cuña para radio, cartelería, publicidad en autobuses y taxis, folletos informativos.

Y de esta manera surge el lema principal de campaña: ‘No es un juego, es una vida’. Un hilo conductor que manejamos también a nivel gráfico con el hashtag #NoesunJuegoEsunaVida. La marca de la campaña y que acompañará a lo elaborado para todos los formatos que usemos.

Pero la idea ya estaba clara. Teniendo en cuenta las características de la campaña, su público, soporte, contexto y argumentario, en Good! iniciamos dos ideas, dos historias con características estéticas diferentes, pero llevada al mismo hilo conductor en el que confontamos juego con vida.

De las propuestas planteadas nos quedamos con la definitiva, la que vais a conocer a través del televisor, la radio, o bien en autobuses y taxis de Jerez. Pero, ¿cómo enfocarlo?

Nos centramos en nuestro público objetivo y afrontamos el reto de enmarcar la campaña en formato móvil. Y qué mejor manera de comunicar un mensaje desde el móvil que hacerlo enfocado desde el Whatsapp. A fin de cuentas, esta app una a todos los miembros de la casa, de adultos a niños. El segundo paso era concienciar a nuestro público de un problema real, y hacerlo enmarcado en las próximas fiestas navideñas. Para ello, nos metimos de lleno en una familia, creamos un grupo de whatsapp y dimos rienda suelta a la conversación familiar, esa hipotética conversación en la que la mascota se convierte en el foco. En el foco, para lo bueno cuando llega como regalo navideño, y para lo malo, cuando se trata como un juguete pasado de moda al que nadie atiende.

Y había que darle un punto y final. Ese toque emotivo que acerque el mensaje y lo amplifique. Al ser un grupo de whatsapp, hicimos que los miembros de la familia abandonaran el grupo poco a poco, dejando a la mascota sola y abandonada.

Con esta idea original se procedió a jugar, metafóricamente hablando, con los contenidos de la campaña. Creamos un reto con iconos para descubrir la historia (el abandono de la mascota). Nos atrevimos, y creamos otro. Lo simplificamos en un díptico informativo con datos importantes de la campaña, y elaboramos la cuña. Y todo, con el mismo hilo conductor: No es un juego, es una vida.

Díptico

Díptico de la campaña

El último paso se dio en la sala de prensa del Ayuntamiento de Jerez, donde se dio a conocer la campaña, su objetivo, y se procedió a disfrutar del ‘spot’ televisivo.

Si ves la campaña en la calle, o en tu casa, o a la hora de pedir un taxi, acuérdate de nosotros. Pero, sobre todo, recuerda que tener una mascota es un asunto muy serio.

¡Disfruta del spot para televisión!

Deja una respuesta