Análisis DAFO, es hora de que conozcas a tu empresa a fondo en pocos minutos

Análisis DAFO, es hora de que conozcas a tu empresa a fondo en pocos minutos

Supongo que si en algún escrito anterior reivindicábamos la falta de conocimiento sobre la Investigación de Mercados (Marketing Research) como materia y el arte de conocer a tu propia empresa para saber a dónde dirigirla de cara al futuro, hoy vamos a hacer una pequeña excepción dentro de esta teoría.

¿Qué ha hecho la matriz o análisis DAFO tan bien como para que gran parte de los empresarios conozcan de su existencia? Si eres de esas pocas personas que aún no tiene ninguna referencia sobre este término, tranquilo, hoy Good! quiere darte a entender el motivo por el cual este método triunfa.

Si nos tuviéramos que aventurar a opinar, apostaríamos porque el primer motivo de su éxito sea la simplicidad del desarrollo, el cual no requiere de conocimientos técnicos ni mucho menos, pues el DAFO no es más conocer tus “Debilidades”, “Amenazas”, “Fortalezas” y “Oportunidades”, saber identificarlas para intentar no dejarte ninguna en el tintero.

Vamos a dejar claro que no se te puede escapar en cada uno de estos grupos:

–  ‘D’ de Debilidades:

Siempre a nivel interno de empresa, ¿qué es lo que te diferencia negativamente de tus competidores? ¿Tal vez sea tu sistema de distribución? ¿Tu producto es demasiado caro en comparación con ellos sin que tu público perciba esta diferencia como justificada? ¿Falta de inversión? Enuméralos uno a uno para poder ir abarcándolos posteriormente.

–  ‘A’ de Amenazas:

Pasamos a nivel externo de empresa, ¿Están entrando gran número de competidores a mi mercado? ¿Algún cambio social, político, cultural, económico o de cualquier otro carácter general en la zona geográfica donde opero? ¿Productos sustitutivos en desarrollo y que el futuro puedan golpear negativamente el mercado?, y así un largo etcétera de ideas a plantear.

–  ‘F’ de Fortalezas:

Volvemos a nivel interno y de muy fácil de entender… ¿Qué me hace mejor que mis competidores? ¿Es mi precio, mi producto, mi distribución, mi comunicación,…?

–  ‘O’ de Oportunidades:

En mi entorno de mercado (exterior), ¿Dónde están fallando mis competidores? Segmentos descontentos o sin cubrir, predicción de situaciones futuras favorables para buscar anticiparte a los demás, etc.

En fin, por último deciros que una vez tengáis frente a vosotros vuestro DAFO, os tocará ir generando objetivos empresariales que solucionen o abarquen todo lo nombrado anteriormente. Pero eso es otro capítulo que os contaremos encantados desde el equipo de Good! SocialMedia.